La carga estática se manifiesta en muchos fenómenos de la naturaleza. Seguramente el visitante habrá hecho el sencillo juego de pasar un peine por el pelo o frotar un bolígrafo en la ropa y atraer unos trocitos de papel puestos sobre la mesa. El electroscopio mide la carga eléctrica almacenada en una escala graduada.

¿POR QUÉ?

El electroscopio es un instrumento que permite determinar la presencia de carga eléctrica y su signo. Un electroscopio sencillo consiste en una varilla metálica vertical que tiene una bolita en la parte superior y en el extremo opuesto dos láminas de oro muy delgadas. La varilla está sostenida en la parte superior de una caja de vidrio transparente con un armazón de metal en contacto con tierra. Al acercar un objeto electrizado a la esfera, la varilla se electrifica y las laminillas cargadas con igual signo que el objeto se repelen, siendo su divergencia una medida de la cantidad de carga que han recibido. La fuerza de repulsión electrostática se equilibra con el peso de las hojas. Si se aleja el objeto de la esfera, las láminas, al perder la polarización , vuelven a su posición normal. Cuando un electroscopio se carga con un signo conocido, puede determinarse el tipo de carga eléctrica de un objeto aproximándolo a la esfera. Si las laminillas se separan significa que el objeto está cargado con el mismo tipo de carga que el electroscopio. De lo contrario, si se juntan, el objeto y el electroscopio tienen signos opuestos.

En nuestro módulo utilizamos un componente electrónico llamado transistor FET, que está dotado de alta impedancia y gran sensibilidad. Cuando acercamos el bolígrafo cargado electrostáticamente a la parrilla sensora, el FET amplifica y convierte la carga en variación de corriente que es medida por el galvanómetro.

Si quieres saber más o colaborar con nosotros, no dudes en "Contactar".

 

 

Thursday the 17th. En memoria de Tomás Hormigo Rodríguez.
www.000webhost.com