El visitante puede dar forma al sonido en este módulo interactivo.

¿POR QUÉ?

En un osciloscopio existen, básicamente, dos reguladores que ajustan la señal de entrada y permiten, consecuentemente, medirla en la pantalla y de esta manera se pueden ver la forma de la señal medida. El primero regula el eje X (horizontal) y aprecia fracciones de tiempo (segundos, milisegundos, microsegundos, etc., según la resolución del aparato). El segundo regula el eje Y (vertical) controlando la tensión de entrada (en Voltios, milivoltios, microvoltios, etc., dependiendo de la resolución del aparato). Estas regulaciones determinan el valor de la escala cuadricular que divide la pantalla, permitiendo saber cuánto representa cada cuadrado de esta para, en consecuencia, conocer el valor de la señal a medir, tanto en tensión como en frecuencia.

En nuestro módulo, un micrófono capta la señal y la convierte en impulsos eléctricos. La amplitud de la onda muestra el nivel sonoro y la frecuencia nos muestra si la voz es grave o aguda. También podemos ver cual es la frecuencia de resonancia de un diapasón en la pantalla del osciloscopio.

Si dispones de imágenes o cualquier otra información que pueda enriquecer el contenido de esta página, por favor utiliza el botón "Contactar" del menú.

 

 

 
Monday the 14th. En memoria de Tomás Hormigo Rodríguez.
www.000webhost.com